Edtech Latam

No todo es igual de cuestionable

El verano es el momento perfecto para descansar, pero también es el momento ideal para tomar oportunidades de desarrollo profesional, capacitaciones y certificaciones. Este año, ya me tocaba actualizar mi certificación de Common Sense Educator (2021-2023) y me dediqué a hacerlo.

Para mí, la organización Common Sense es el punto base para encontrar recursos relacionados a la ciudadanía digital, además de encontrar recomendaciones de expertos, padres y estudiantes sobre libros, películas, videojuegos y herramientas tecnológicas para el aula.

Para la certificación requieren ver un par de webinars de los muchos que tienen en su biblioteca sobre diversos temas que tienen que ver con los 6 temas centrales: Media Balance and Well-being (equilibrio y bienestar digital), Privacy and Security (Privacidad y Seguridad), Digital Footprint and Identity (huella e identidad digital), Relationship and Communication (relaciones y comunicación), Cyberbullying, Digital Drama and Hate Speech (ciberacoso, drama digital y discurso de odio) y News and Media Literacy (noticias falsas y alfabetización de medios). Las traducciones de los conceptos no son realmente lo importante, sino lo que cada uno conlleva.

En esta oportunidad, elegí un webinar que tenía que ver con alfabetización de medios que básicamente es “la habilidad para acceder a los medios, entenderlos, criticarlos y evaluarlos en los diferentes aspectos y contenidos”. 

En este webinar conversaban con Jeff Knutsen, uno de los especialistas de Common Sense en el tema. En él, Knutsen expresa su preocupación por la falta de antecedentes históricos que tienen los alumnos en lo que tiene que ver con las noticias y cómo se han transmitido a través del tiempo. Sin un conocimiento de esto, comenta que nos hemos acostumbrado a lidiar con las noticias a través de redes sociales, y esto es un problema, ya que las redes sociales están diseñadas para ser justamente sociales, no para ser un medio de transmisión de lo que sucede en distintos lugares en la actualidad. Las noticias que vemos en las redes sociales son pedazos de información que muchas veces carecen del contexto necesario para analizarlas, que se comparten por hashtags y que son comentadas por miles de personas. Frente a estas situaciones, nos llenamos de información y de perspectivas que muchas veces no tienen nada que ver con el hecho en sí, sin embargo, nos sentimos expertos en determinado tema.

www.myparkingsign.com

A raíz de esto, muchos profesores han llenado a los alumnos de tareas que tienen que ver con la revisión de fuentes y el cuestionamiento sobre la veracidad o no de los hechos. Si bien esta habilidad es necesaria, genera un desgaste de cuestionamientos, ya que no todo lo que vemos o escuchamos en los medios es igualmente cuestionable. Por lo tanto, Knutsen sugiere que lo que los alumnos requieren es una participación más comprometida con el día a día de sus localidades, del entorno comunitario en el que viven para así poder discutirlo y tener una perspectiva crítica e individual al respecto. Si empiezan por un entorno cercano, es más fácil que luego sean capaces de aplicar esta habilidad a situaciones más lejanas.

Es decir, la labor del maestro no es únicamente la de exigir fuentes veraces y la transmisión de hechos corroborables, sino la de modelar curiosidad, mostrarse imparcial y sobre todo, ante un hecho mediático: PARAR Y PENSAR. Pensar críticamente planteando situaciones donde los alumnos puedan decidir si están en acuerdo o en desacuerdo y discutirlas. Al enfrentar al alumno a tareas de investigación, debemos enseñarles a preguntarse cómo y dónde encontrarán expertos, cómo y dónde encontrarán recursos de calidad. Si el maestro o maestra es de primaria, podría elegir unas cuantas fuentes, demostrando y explicando qué las hace útiles y cómo se pueden utilizar para responder a determinados cuestionamientos. Si el maestro o maestra es de secundaria, puede modelar las preguntas críticas que se hace al encontrar una fuente y cómo asegurarse que dicha fuente y el hecho que relata son de utilidad. ¿Cuántas veces no recibimos en algún chat noticias que libremente compartimos y datan de años anteriores o citas de autores que realmente no pertenecen al autor al que se le atribuyen? Al hacerlo, estamos perpetuando una práctica que se genera justamente por la falta de interés o perspectiva análitica que se ha generalizado.

En el mundo agitado de hoy, donde nos vemos bombardeados de información, pienso que el consejo de Knutsen de parar y pensar, es de lo más sencillo que podemos empezar a transmitir en las aulas. De esta manera estaremos preparando a una generación mucho más crítica e independiente para el futuro.

Karin Holle Fernandez

Bachiller en Lingüística y Literatura Especialista en la enseñanza del Inglés como segundo idioma karin@edtechlatam.org

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público.