Edtech Latam

 Gamificación: ¿Por qué es importante el juego en este retorno a la educación presencial?

Gamificación: ¿Por qué es importante el juego en este retorno a la educación presencial?

Hace dos años se dio inicio el estado de emergencia, aislamiento social obligatorio, así como al cierre de instituciones educativas.

En todo este tiempo, muchos de nuestros estudiantes han sufrido mucho con la pérdida de familiares y seres queridos. Además, dejaron de vivir una parte de su infancia o adolescencia al no contar con el contacto directo de sus amigos y pares.  En este momento ellos están emocionados por este reencuentro, con ganas de conversar, reír y disfrutar juntos, tal y como era antes. 

Ante esta situación, es muy importante que entendamos la importancia del juego en el desarrollo del ser humano, tomando en cuenta que se ha mantenido presente dentro desde los albores de la humanidad y que ha sido una estrategia para transmitir conocimientos y costumbres dentro de diversas culturas.

La importancia de los juegos en el desarrollo de las personas, según Imma Marín (2018),  está en la capacidad que tiene para transformarlas a ellas y a sus contextos, ofreciéndoles una nueva mirada de su entorno y, con ella, una forma diferente de amar y de vivir la vida.

Para dicha autora, un indicador de la importancia del juego en el desarrollo del ser humano es el hecho que aparece en el apartado 7c de la Declaración de los derechos del niño (ONU, 1959): “El niño debe disfrutar plenamente de juegos y recreaciones, los cuales deben estar orientados hacia los fines perseguidos por la educación; la sociedad y las autoridades públicas se esforzará por promover el goce de este derecho”.

Anteriormente, Stuart Brown (2010) afirmó que el juego es la forma más efectiva de desarrollar el cerebro, enriquecer la imaginación y alegrar el alma. El impulso de jugar está incrustado dentro de todos los seres humanos, ha sido generado y refinado por la naturaleza durante más de cien millones de años. Además, su utilidad ha sido demostrada científicamente: el juego está directamente relacionado con el desarrollo del córtex prefrontal, la región cerebral responsable de gran parte de lo que llamamos cognición.

Este concepto se ve reforzado con la idea de Tejerina (1999) cuando nos dice que el juego es ese espacio de libertad, ambiente propicio para el descubrimiento y el hallazgo de la actividad creadora. Además, afirma que este nos transmite diversas emociones, las cuales se muestran como una parte muy importante y poderosa en el proceso de la adquisición del conocimiento, tal y como nos comenta Dalgleish (2004), lo que va de la mano con la idea que en situaciones de bienestar emocional, aumenta la eficiencia del proceso cognitivo, según Wise (1982).

Según Guillén (2015) “el juego constituye un mecanismo natural arraigado genéticamente que despierta la curiosidad, es placentero y nos permite adquirir una serie de competencias imprescindibles para la vida que están en plena consonancia con la naturaleza social del ser humano” (p.151).

Si no jugamos, nuestro comportamiento empieza a cristalizar. Las cosas nuevas y distintas dejan de llamarnos la atención. Tenemos menos oportunidades de interesarnos por el mundo que nos rodea. Si renunciamos al juego, nuestro desarrollo se detiene y la ley de entropía se desencadena. Cuando dejamos de jugar, empezamos a morir. (p. 47)

Stuart Brown (2010)

Esta es una realidad inédita para todos los agentes del proceso educativo, pero nosotros como guías, debemos tener claro que, debemos reinsertar a nuestros estudiantes en un proceso de socialización y desarrollo entre pares, tanto a nivel emocional como cognitivo. Para ello, la Gamificación es de mucha utilidad, ya que podemos introducir algunos elementos del juego en nuestras actividades formativas para convertirlas en espacios lúdicos que generen motivación y la participación activa de los estudiantes.

Por último, dejamos una breve lista de actividades gamificadas para que puedan tomar como referencia, con la intención que se animen a planificar y ejecutar, adaptándolas a los objetivos formativos de tu sesión y la realidad de tus estudiantes:

 Actividad 1: Pixel Art

Actividad 2: Breakout educativo con Formularios de Google

Actividad 3: Gamifica tu Formulario de Google con una contraseña de acceso

Actividad 4: Breakout Educativo en Genially “Tu vida en Pandemia”

Actividad 5: Anima tus Documentos de de Google insertando GIFs

Actividad 6: Crea Insignias sencillas

Actividad 7: Gamificación con Lumio de Smart Tecnologies

Bono extra: Banco de recursos gamificados en Genially, aporte de @jorgeqc

Les deseamos lo mejor en este reencuentro y esperamos que esta información y recursos brindados sirvan para que den ese salto significativo y empiecen -o sigan- gamificando sus actividades y que, por sobre todo, sus estudiantes se sientan muy a gusto al desarrollar cada una de ellas.

Bibliografía

Brown, S. (2010). Juega: la forma más efectiva de desarrollar el cerebro, enriquecer la imaginación y alegrar el alma.

Escamilla, J., Fuerte, K., Venegas, E., Fernández, K., Elizondo, J., & Román, R. (2016). Gamificación. Observatorio de Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey, 1-36. https://bit.ly/3A5epk0  

Guillén, J. C. (2015). Neuroeducación en el aula: de la teoría a la práctica (pp. 251-278). ASIRE.

Kim, B. (2015). Understanding gamification. Chicago, IL: ALA TechSource. https://bit.ly/2WPRniH 

Marín, I. (2018). ¿Jugamos?: Cómo el aprendizaje lúdico puede transformar la educación. Ediciones Paidós.

Tejerina Lobo, I. (2006). El juego dramático en la educación primaria. https://bit.ly/2WSz1xH 

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público.